askSensei.com
English   Espa  
novedades
nuestra tienda
publicaciones
kids corner
nosotros
 
 
  Práctica & Técnica Aprender & Enseñar Salud & Fitness Mente & Cuerpo Arte & Naturaleza Tradiciones & más  

entrenando piernas

Si aprendo Kendo ¿podré defenderme sin mi espada?

Si aprendo Kendo ¿podré defenderme sin mi espada?

A través del estudio y de la práctica del kendo no entrenarás necesariamente en situaciones simuladas que imiten un escenario de autodefensa, tal como intercambios de golpes y patadas, agarres, u otras defensas contra asaltantes armados o desarmados, etc., como sucede en otras artes marciales más comunes. Excepcionalmente, un profesor en particular puede presentar el arte dentro de parámetros urbanos de la defensa pero desde ya no es la regla.

Sin embargo, la esmerada dedicación al kendo podrá proveerte de un mejor control de tu cuerpo, movilidad, esquivas y desplazamientos, así como de un mayor manejo de la distancia con tu adversario. También, el foco y la concentración, el desarrollo de la sincronización, los reflejos, la reacción, el poder de voluntad y la capacidad de tomar decisiones rápidas, la visión periférica, la intuición y la lectura de la lenguaje y de las intenciones del cuerpo de tu oponente, serán descubiertos y mejorados. Pero más importante aún, la capacidad de permanecer calmo, el poder determinar la situación de manera apropiada y tomar la acción cuando solamente sea necesario, será el regalo más grande de tu entrenamiento. De hecho, todos éstos formarán las herramientas de tu arsenal que podrán aplicarse en caso de que se presente una situación de defensa personal, con o sin un shinai (espada de bambú).

 

 

 

Arte Marcial para mujeres

¿Existe un arte marcial que particularmente se adapte para capitalizar las fuerzas de los cuerpos femeninos más bien que el de los hombres? Si es así, cómo podré aprender esta forma del arte si es que no vivo en gran centro urbano? Sara - USA

No existe un Arte Marcial con un repertorio técnico que se adapte de acuerdo a "las aptitudes del género" del practicante. Existen algunos cursos que intentan presentarse solamente como instrucción de defensa personal femenina y hay algunas artes tradicionales que originalmente fueron diseñadas para y/o por mujeres. Éstos se han desarrollado como consecuencia de las circunstancias reinantes en la sociedad y no debido al criterio erróneo y sin sentido de las limitaciones aparentes en las capacidades físicas de las mujeres.

Un docente bien versado, sin importar qué expresión de arte marcial ella o él enseña, transmitirá el mismo de una manera progresiva y comprensiva, y considerando fundamentalmente las necesidades de los estudiantes. Si una "limitación evidente o eventual" se hace presente, cualquier Arte Marcial, siempre y cuando se enseñe y aprenda correctamente, superará suficientemente con tiempo y buena práctica a tales "dispares criterios".

En ciertas ocasiones la opción para enseñar un Arte a los estudiantes masculinos o femeninos puede reflejar preferencias personales en la camaradería, la franqueza emocional, o simplemente las afinidades comunes. Un grupo homogéneo puede, aparentemente, presentar una atmósfera de práctica más fácil y cómoda, pero también puede acarrear limitaciones en sí mismo. Los prejuicios y los miedos pueden prosperar y aumentar en los ambientes sociales segregados. Nuestra experiencia nos ha demostrado que un grupo variado y mixto de individuos con diversos atributos y capacidades físicas, provee una situación ideal para el estudio y la práctica.

Desafortunadamente, hay algunos individuos que no reconocen esta igualdad de oportunidades, y como profesores, especialmente, deberán ser evitados. No existe excusa válida alguna para tratar a los estudiantes con sexismo, racismo, etc., y de igual manera los profesores no tienen por que tolerar dicho inapropiado comportamiento de parte de sus estudiantes. Usted tendrá que visitar más de una escuela y profesor/a para asegurarse de que su elección reflejará completamente el verdadero espíritu del Arte Marcial en lo que al tema se refiere.

banner

 

 

 

Enseñar sin repetirme

He estado enseñando arte marcial desde hace un par de años a través del "Y" local. Continúo entrenando por mi cuenta y espero tomar mi examen de 2do dan en un futuro cercano. Mi preocupación es el grupo a mi cargo. Siento que estoy comenzando a repetirme con los ejercicios. ¿Cómo puedo mantener mis clases y no pasar por "rancio"?

La mejor manera de mantener elevada la energía y el interés en tus clases es permanecer en carrera con tu propia práctica. Es importante mirar la enseñanza como parte de tu entrenamiento, y también deberás observar tu propio desarrollo profesional. Un buen profesor de arte marcial necesita aprender anatomía y kinesiología, historia y filosofía del arte marcial, y psicología, sociología y metodología de la enseñanza. La experiencia en las clases te aportará muchísimo, y también necesitarás trabajar en el diseño de un buen programa y el plan de lecciones. Algunas escuelas y asociaciones tienen su propio programa para mejorar las habilidades de sus profesores. Pera para aquellos que no lo tienen deben basarse en su propia iniciativa y recursos. Hemos recibido similares preguntas de parte de profesores de arte marciales, y también de estudiantes avanzados que están comenzando a asistir en clase con los estudiantes más nuevos. En respuesta a ello, askSensei.com dió un paso al frente con el desarrollo de nuestros Cursos online para capacitación de profesores. Los mismos estarán disponibles en partes progresivas. Por favor, visita nuestra sección de cursos para informarte mucho más.

 

 

 

¿Necesito comenzar joven?

¿Tengo 13 años e intento mi más intenso entrenamiento, pero a veces me siento como si estuviese atrás cuando veo a aquellos que han estado entrenando desde que muy pequeños. Me pregunto si a largo plazo largo esos pocos años realmente harán mucha diferencia y si hay algo que tengo que tener mente. Sam - USA

La aparente desventaja que puedes sentir cuando te comparas con quienes comenzaron a una edad menor que la tuya, no debe ser un impedimento para alcanzar tu propio potencial máximo (¡siempre y cuando no te compares con otros!). Los años de entrenamiento pueden parecer un pesado peso en las artes marciales, por la tradición, el grado o la experiencia acumulada, pero la sincera dedicación, bajo la tutela de un buen instructor, te proveerá de todas las herramientas necesarias para extender tus límites dentro de un espectro sano de progreso y logros. Siempre habrá gente que ha tenido diferentes oportunidades que vos. ¿Y con eso qué? Muchos grandes maestros comenzaron en su edad adulta y nunca miraron atrás. Lo que cuenta no es cuánto tiempo has entrenado sino lo bien y cómo lo haces.

Si te comparas con otros es probable que te motives a "nivelarte" pero también puedes invitar frustraciones, pesares y carencia de alegrías en tus logros. Dedícate con una mente y corazón abiertos, y disfruta de tu entrenamiento. Otros en tu clase deberán hacerlo de igual manera y juntos crear una atmósfera de respecto, de amistad y de mejoría mutua.

 

 

Buscando tu primer dojo

¿Qué consejo, bueno y simple, puedo darle a mis amigos que están interesados en investigar su primer dojo y arte marcial? Un cierto consejo que les ayudará a encontrar un club y la práctica que satisfagan sus temperamentos y expectativas. - Michael - USA

Es una idea maravillosa el registrarse en un programa de arte marcial a temprana edad. Seis años pueden ser una buena edad para comenzar, dependiendo del individuo. Algunos pueden iniciarse mucho más jóvenes, pero realmente dependerá de la persona. Otros tantos aun no están listos incluso a los "veintiocho".

Sin embargo, anime a su amigo pero no lo "empuje" para comenzar. La gimnasia o la natación es una buena base de fondo mientras que él o ella está esperando su "sexta fiesta de cumpleaños".

Se requerirá de un cierto grado de atención, pero si la clase se conduce de manera amistosa e invita a la participación, de por sí creará los elementos necesarios.

De manera similar, con los amigos adultos, no los empuje. Sólo logrará una sensación negativa y resistencia innecesaria si usted se presenta excesivamente fanático en el tema. ¡Ud. no querrá que piensen que los conducirá hacia un culto! Presénteles una buena información y su sano entusiasmo. Ofrézcales como muestra una visita a su escuela o la participación en la clase, pero deje libre una apertura y no los presione. A medida que observan cómo mejoran su salud, estado físico y foco mental, ellos desearán probar por decisión propia.

¿Qué deberán buscar en una instituto/"escuela" de artes marciales?

Por favor, para ello refiérase a nuestra respuesta 3 en los archivos de aprender y enseñar.

Deberán confiar en sus instintos, y no dejar que ninguna empresa en un "shopping mall" eclipse su profunda reacción interna. ¡Haga preguntas! No permita que una persona en el mostrador de recepción sea la única que provea información. Él o ella podrá tener un mejor discurso de venta que la metodología de enseñanza del eventual profesor. Pregunte si es posible observar una clase en marcha en el nivel y categoría de edad de la persona interesada.

No vacile en preguntar a los profesores cualquier duda acerca de la escuela. Los buenos maestros nunca se incomodan por contestar, pero sea paciente ya que ellos también son gente muy ocupada, y sus actuales estudiantes son los primeros que deberán recibir la atención.

Puntos de utilidad:

- ¿Qué aprenderá y cuándo?

- ¿Qué programa de enseñanza sigue la escuela?

- ¿Qué ritmo e intensidad utilizan en la clase?

- ¿Se espera que los estudiantes participen en torneos?

- ¿Participan los estudiantes principiantes junto con los avanzados?

- ¿Quién estará a cargo de la clase?

- ¿Qué información el profesor o la profesora puede proveer acerca de su experiencia?

- ¿Hay instructores auxiliares? (Atento a los "profesores adolescentes en los shopping malls", ellos puede estar muy entusiasmados por querer ayudar a otros, pero las chances de que carezcan de elementos pedagógicos es muy grande.)

- ¿Participan en torneos a temprana edad?

- ¿Cómo conducen la disciplina?

- ¿Permiten que los padres observen las clases?

- ¿Las instalaciones son seguras y limpias?

- ¿Tienen conferencias con los padres acerca del progreso de los estudiantes?

- Asegúrese de saber cómo manejan cualquier arreglo en los aranceles y los pagos.

Tenga presente antes de registrarse, que ambos visitan la escuela en varias oportunidades, preferiblemente durante el horario que podrá ser el suyo.

Futura ayuda: es muy importante que el día que él o ella comience, arribe con tiempo suficiente para familiarizarse con el ambiente. Incluso, una visita realizada el día anterior a la primera clase es recomendable. No llegue tarde. Muchos principiantes motivados "desinflan" su entusiasmo si tienen que ingresar en el área de entrenamiento, dojo, luego de que la clase apenas ha comenzado.

¿Qué "escuela" nos recomienda?

Recomendamos cualquier arte marcial siempre y cuando haga hincapié en la preservación y la mejora de la buena salud y el bienestar de sus participantes a cualquier edad. Un enfoque no competitivo proporcionará una sólida base y de gran aplicación durante la adolescencia. También lo preparará para tomar acertadas decisiones como individuo.

Nuestra libro El Sendero Pacífico, con temas y lenguaje apropiados para una persona joven en las artes marciales, le asistirá para incorporar importantes elementos en su arte marcial.

 

 

 

Table of Contents

 

Sitio de Artes Marciales en formato de preguntas y respuestas con enfoque inteligente, saludable y artístico.
©2000 - 2016 Claudio Iedwab & Roxanne Standefer - askSensei.com - All rights reserved

karate-do • judo • taekwondo • gorindo • aikido • savate • jujutsu • yoga • kempo • capoeira • kung fu • hapkido • self-defense • tai chi • kendo • kobudo & more

Sitio web diseñado por Foresight & Imagination

Site Meter